Las tarjetas de crédito aseguradas están diseñadas para que usuarios con un historial crediticio limitado o deficiente, generen un nuevo historial de crédito; razón por la cual requieren un depósito reembolsable.

Estas tarjetas no cuentan con grandes beneficios, pues son pensadas para demostrar buenos hábitos financieros que creen y generen poco a poco un mejor puntaje crediticio.

Beneficios de las
tarjetas de crédito
aseguradas

· Mejorar un mal puntaje de crédito
· Adquirir hábitos financieros correctos
· Fácil aprobación gracias al depósito previo requerido

Preguntas frecuentes

¿Cómo elegir una tarjeta de crédito asegurada?

Primeramente, se debe elegir una tarjeta con un costo de depósito previo que esté de acuerdo a tu bolsillo; generalmente, este pago será igual al límite de crédito otorgado con la tarjeta. Y aunque a pesar de que en su mayoría estas no tienen beneficios, hay algunas que sí los ofrecen.

¿Qué puntaje de crédito necesito para aplicar?

Los rangos de puntaje de crédito recomendados para aplicar a esta categoría van desde 300 a 670; además de personas que no poseen puntaje aún.

¿Cómo mejorar mi puntaje con una tarjeta asegurada?

Entre los pasos recomendados para manejar un tarjeta asegurada de buena manera están: pagar las cuotas a tiempo y completas, no pasarse con los gastos y evitar su inactividad.

¿Qué tan rápido puedo construir crédito?

Esto dependerá de tu historial. Si eres alguien con un mal o ningún historial de crédito, tardará menos que con alguien que lleva una lista de facturas o cuentas impagas.

¿Qué pasa si niegan mi solicitud?

El emisor se encargará de explicar la decisión como lo demanda la ley. Esto permite saber en dónde corregir la situación o corregir una información de ser el caso.

¿Estás listo para solicitar una tarjeta de crédito asegurada?

Haz clic, conoce y aplica a las mejores opciones
de tarjetas de nuestro partner financiero.

Categorías de tarjetas asociadas